Henkel ha inaugurado este mes de junio su la planta de producción de aplicaciones para la industria aeroespacial en las instalaciones de Montornès del Vallès.  Este nuevo centro proveerá de adhesivos a los principales líderes mundiales de la industria aeroespacial.

Se trata de una nueva planta que con 14.000 metros cuadrados ha supuesto una inversión de 45 millones de euros, y que generará empleo para unas 70 personas cuando se encuentre en pleno rendimiento.

La nueva planta acoge la unidad de negocio Adhesive Technologies, cuenta con instalaciones para la producción, laboratorios, oficinas y almacén, y está diseñado con las últimas tecnologías de la industria 4.0 para cumplir con los altos estándares de calidad y seguridad en la industria, y con las que la compañía dará respuesta al aumento de la demanda de soluciones de alto rendimiento en el sector aeronáutico.

CPQ Ingenieros ha colaborado en la realización de este proyecto.